domingo, 17 de febrero de 2013

Piruletas de chocolate

Esta entrada va dedicada a los niños y no tan niños jijiji...
 
Son piruletas de chocolate de diversas formas y colores ideales para fiestas de cumpleaños, etc...






Para hacer estas piruletas yo utilicé unos moldes de pvc que compré en la tienda Keyks de Madrid pero hay muchísimas tiendas donde los venden. Hay muchísimas variedad de formas tales como coches, conejos, tulipanes, cucuruchos...etc. 

Como ingredientes básicos utilizo sucedáneo de chocolate blanco en grageas, especial para derretir en microondas, y es el que utilizo para teñir con los diferentes colores y chocolate negro. Como colorantes utilizo los de Americolor en gel que tiene unos colores chulísimos y muy vivos y para ello utilizo un producto que se llama Flo Coat y que no es nada más que la base oleosa que necesita el chocolate para teñirse ya que estos colorantes no son aptos para teñir chocolate.


Utilizo varios bols de cristal donde pongo el chocolate blanco y lo derrito en el microondas y cuando está derretido le añado unas gotitas de flo coat y unaS de colorante hasta conseguir la intensidad deseada. Hay que tener especial cuidado con que no nos caiga agua al chocolate ya que lo estropearía. 

Después lo que hago es que con un pincel voy pintando o rellenando los moldes con los colores que quiero, es decir, en el caso de los conejitos de la foto anterior he pintado los ojos azules, las zanahorias naranjas y así...y lo ideal es que a cada color utilizado introducir los moldes en la nevera para que el chocolate cuaje y no se mezcle cuando sigamos rellenando. Cuando tengo todos los detalles coloreados lo que hago es rellenar con chocolate blanco, negro o chocolate con leche y le doy unos golpecitos al molde contra la mesa para que se asiente el chocolate y ocupe todos los rincones del molde y a su vez para que no nos quede ninguna burbuja de aire. Es en este momento cuando le pongo el palito de piruleta y lo metemos en la nevera hasta que esté completamente frío o cuajado.  Enfría bastante rápido aunque todo depende del tamaño del molde. Cuando estén bien frías simplemente hay moverlas un poco y a veces ni es necesario, simplemente cogiendo del palito ya salen solas, no se quedan pegadas, eso sí hay que rellenar justo el hueco sin que se salga del relieve ya que sino nos quedará una forma fea y al desmoldar se nos puede partir la piruleta. Y ya está, ya tenemos nuestras piruletas.



Aprovechando que era el cumpleaños de mi sobrino hice un pastel de piruletas muy divertido. Con una base de poliespan monté dos alturas, las forré de celofán azul y clavé las piruletas. Después lo envolví como si fuera un huevo de pascua y ya está nuestro pastelito! A los niños les encantó y a los adultos también porque en un minuto no quedaba ninguna ja ja ja!



Así que ya sabéis, si tenéis un cumpleaños, fiesta infantil...es un regalo original y divertido y muy dulce..


No hay comentarios:

Publicar un comentario